El tiempo está cansado

Suspira en forma de la brisa fría de la mañana. Llora en forma de lluvia de primavera. Grita en forma de viento al atravesar grietas oscuras.

Ha vivido muchas eras. Muchos comienzos y finales.

Ha visto el mundo cambiar, para bien y para mal.

Ha marcado los segundos, minutos y horas sobre la superficie arenosa de su morada —la misma arena que lo cubre todo al fin y al cabo. Arena del tiempo. Arena eterna.

Vida. Muerte. La risa de un niño. El grito de dolor de una madre. Los ojos bondadosos de un anciano.

Testigo mudo de todo. De miles de cuentas atrás.

3. 2. 1.

Tic, tac. Tic, tac.

Tic…

Tac.